Los mejores consejos para elegir tu joyero ideal

Cuando empezamos a tener nuestras primeras joyas, llega un momento en que una o dos piezas se olvidan en un cajón del dormitorio. Organizar tus joyas para que puedas ver todas las diferentes piezas en cualquier momento es una buena manera de asegurarse de que sabe exactamente lo que tiene en su joyero y elegir fácilmente que pieza de joyería vas a querer utilizar. Por este motivo, vamos a recomendarte varios consejos prácticos para que puedas comprar tu joyero perfecto, según tu colección y necesidades:

El tamaño de un joyero importa

Porque algunas colecciones de joyería incluyen piezas más voluminosas que otras, la primera cosa que necesitas revisar es elegir un joyero lo suficientemente grande como para, no solamente poder guardar tu actual colección de joyas, sino que además puedas tener espacio suficiente para albergar un mínimo de 2/4 del espacio disponible extra. De esta manera tu joyero te servirá para guardar tus joyas en sus departamentos correspondientes y evitar que por falta de espacio, se amontonen las piezas en un mismo espacio. Si posees una buena cantidad de joyas, un joyero grande o un espejo joyero puede ser la mejor opción. Si por otra parte tienes una colección pequeña, te recomendamos que te hagas con un joyero con cajones o un organizador de joyas.

Comprar un joyero por su diseño

Un joyero grande y amplio no debería ser un estorbo en el dormitorio. Lejos quedan ya aquellos tocadores barrocos grandes donde normalmente se guardaban las joyas en un cajón. El diseño moderno y práctico ha conquistado gran parte de los dormitorios de todo el mundo, para hacer que nuestro dormitorio sea un lugar ordenado, práctico, bonito y realmente cómodo. Estos conceptos también se han aplicado a los joyeros; tanto es así que los diseños de los joyeros se han adaptado para ofrecer diversas soluciones capaces de mimetizarse en cualquier estilo de interiores. Los espejos joyeros son un ejemplo claro que aglutina estos conceptos, ya que logran unir un elemento tan básico en un dormitorio como un espejo alargado y un amplio espacio interior para organizar y guardar cualquier colección de joyas. La gran ventaja de estos modelos es que se pueden colgar de la pared o por detrás de una puerta, aprovechando al máximo el espacio disponible de cualquier habitación. Por otro lado, a nivel de diseño y proporciones, existen diversos modelos con acabados diferentes, capaces de combinar o contrastar, cualquier estilo de interiorismo.

Elegir un joyero por su robustez

La gran mayoría de los joyeros cuentan con una estructura suficientemente sólida para proteger debidamente todas y cada una de las joyas que queramos guardar. Un buen joyero se caracteriza por utilizar materiales robustos en el exterior y por utilizar materiales y acabados interiores que permitan guardar y organizar distintos tamaños de piezas de joyería. Dado que los joyeros son una parte esencial en cualquier dormitorio, no precisan de estar construidos con materiales muy resistentes como el metal o el bronce, pero es necesario contar con un material suficientemente robusto para garantizar la protección de nuestras joyas. Por ello la gran mayoría de joyeros están hechos de madera, ya que este material ofrece una gran resistencia a golpes y caídas, además de permitir varios acabados, detalles y colores como los joyeros blancos,

La seguridad y protección de un joyero

Si el tamaño, el diseño y los materiales son elementos indispensables para identificar un buen joyero, la seguridad es otro elemento necesario. Por un lado el joyero tiene que estar diseñado y construido para que tanto al cerrarlo como al abrirlo, las piezas de joyería no se caigan al suelo ni se queden encalladas en los espacios interiores del joyero. La gran mayoría de los joyeros cuentan con diseños capaces de tener en cuenta el uso que se les da, por lo que no debería suponer un problema en colecciones de piezas como anillos, pulseras, pendientes, etc. Si nuestra colección contiene piezas como piedras preciosas como diamantes de tamaño medio o piezas como colgantes con partes voluminosas, no sería adecuado elegir un joyero con cajones porque podrían encallarse y dañarse fácilmente al abrir el joyero. Los joyeros para collares, los armarios joyeros o los joyeros de pie ofrecen un espacio más amplio para colgar y guardar ese tipo de piezas.

Para colecciones valiosas, la discrección es indispensable

Pocas cosas hay más desagradables que subrir un atraco o un robo en casa. ¿Te has preguntado que pasaría si de la noche a la mañana tu joyas hubiesen desaparecido? Aunque quizás la mayor seguridad pase por guardar tu colección de joyas en una caja fuerte, la verdad es que este sistema de protección suele detectarse fácilmente por los ladrones. Si no quieres poner todas tus joyas en una caja fuerte para distribuirlas por varios sitios, una excelente solución es contar con un joyero lo suficientemente discreto como para pasar totalmente inadvertido. Un ejemplo de ello son los espejos joyeros, ya que utilizan el ancho de la estructura para guardar las joyas y el marco con el espejo para simular el aspecto de un espejo tradicional. Si además cuelgas el espejo joyero en la pared, te aseguramos que será en lo último que se fijarán los ladrones. Hay modelos que también incluyen una pequeña llave para mantener cerrado tu joyero; aunque no sea un elemento de seguridad fiable, si que conseguirás mantener alejadas tu joyas de cualquier curioso o curiosa que quiera fisgonear.

Esperamos que nuestros consejos para que puedas comprar tu joyero ideal te hayan servido. Generalmente la gran mayoría de los diseños y modelos de joyeros ya cuentan con las características que te hemos explicado, por lo que será dificil que compres un modelo que no cumpla con gran parte de nuestras recomendaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *